0.jpg

No caben dudas que para decorar una habitación correctamente sólo hace falta un poco de imaginación y un toque de creatividad. Es posible dar con un cuarto encantador si se saben combinar los colores, ubicar los muebles de forma provechosa e incluir los complementos adecuados en total armonía con el resto de los objetos de la habitación. En lo que respecta a éste último punto, a continuación pondremos a su disposición una serie de recomendaciones relacionadas con un accesorio infaltable en cualquier cuarto: las cortinas.

Si estás a cargo de la decoración de una habitación para un niño pequeño, no puedes dejar de considerar los siguientes ejemplos de cortinas. Se trata de decoraciones y cubrimientos de ventanas que pueden constituirse como un elemento que, en combinación con el resto de los complementos del cuarto, de gran belleza.

Las cortinas para las habitaciones infantiles deben ser seguros, funcionales, coloridos, alegres y originales. Es ideal marcar la diferencia entre el cuarto del pequeño con el resto de las habitaciones.

Es importante que no se utilicen cortinas largas en las habitaciones de los niños, debido a que los pequeños tienden a colgarse, tomar y tirar de cualquier elemento que esté a su alcance.

Es fundamental que las cortinas no tengan decoraciones, botones o cordones pequeños que los niños pueden quitar del cubrimiento y tragarse. Al estar destinada al cuarto de un niño debe ser clara y aireada.

  • 1

  • 2

  • 3

  • 4

  • 5

  • 6