0.jpg

Si tienes el cuarto de una niña que decorar, lo primero en lo que debes pensar es en sus preferencias personales, con el fin de poder adaptarlas a la ambientación del dormitorio. Lo más probable es que, si tu hija es pequeña, tenga una enorme predilección por ser una especie de princesa. Es por esto que, en esta ocasión en particular ofreceremos unos cuantos consejos para dar con una habitación digna de una princesa salida de un cuento de hadas.

En primer lugar, el color predominante debe ser el rosa en todas sus tonalidades. La combinación de los mismos dependerá del buen gusto de quien decora la habitación. A pesar de esto, puedes escoger el color que quieras, siempre y cuando sean en colores pasteles.

Otros aspectos fundamentales de un cuarto de una princesa son los elementos decorativos, especialmente relacionados con diversas formas: corazones, flores, estrellas e incluso pequeños animales. Además de esto, los muebles y accesorios deben estar en total armonía, tanto en lo que respecta a los colores como a su ubicación. Es posible incluir muebles lacados con detalles, cuadros, lámparas, jarrones, alfombras y mucho más.

  • 1

  • 2

  • 3

  • 4

  • 5

  • 6